Alguna vez tiene que llegar la decisión de limpiar y desinfectar la cisterna, por esta razón damos algunos consejos para realizar estas tareas.


Limpieza de cisternas:


  • Limpiar las áreas de captura de agua (por ejemplo, techos y desagües), eliminando todos los escombros.
  • Eliminar el agua de la cisterna.
  • Restregar el interior con un cepillo de cerdas duras y una solución de 1 taza de cloro líquido sin aroma, de uso casero, mezclado con 10 galones de agua.
  • Enjuagar la cisterna con agua limpia, segura y luego vaciarla.
  • Volver a llenar la cisterna con agua limpia y segura.

Desinfección de cisterna:

  • A una botella de plástico grande hacerle múltiples perforaciones pequeñas con un desarmador.
  • Agregar a la botella una pastilla de hipoclorito de calcio en trocitos (no en polvo) por cada 1000 litros que tenga la cisterna, luego taparla.
  • Amarrar una cuerda, tan larga como la profundidad de la cisterna, a la boca de la botella y una extensión adicional para amarrarla a un lado de la cisterna, sin que sea un estorbo.
  • Introduzca la botella a la cisterna y dejar que se llene de agua, hasta que se sumerja a la parte más profunda y quede parada.
  • Renueve la botella cada dos días si la cisterna es de 1000 litros, cada seis días, si es de 3000 litros y cada 10 días, si es de 5000 litros.

Artículo creado con información de www.gob.mx.