Un pozo de absorción se emplea para evacuar las aguas grises precedentes de lavabos, duchas y actividades domésticas como cocinar, fregar o el lavado de ropa.

También evacua las aguas de lluvias cuando no existen cunetas, canales o redes para desaguarlas 

El pozo de absorción se construye haciendo un hoyo excavado en el suelo, rellenado con piedras, que facilita la infiltración del agua en el suelo; se entierra un cilindro de hormigón, llamado conducto, por lo general de 1 m. de diámetro aproximadamente.

También este tipo de pozos se instala a la salida de una planta depuradora, cuando ésta vierte agua bastante limpia o para completar un dispositivo de alcantarillado sencillo autónomo, tal como una fosa séptica.

Si requiere de pozos de absorción, en Abamex Azolves Baños de México, estamos para servirle.

Artículo creado con información de Wikiwater.Fr.